Ciudades travestidas y el arte para descifrar destinos.

Sobre Paisajes Transformers/La Habana-Miami, de Néstor Arenas.

Por Danae C Diéguez

El arte condensa,  convierte las narrativas retóricas en la perplejidad de un símbolo y ya sabemos cuánto de seductor puede llegar a serlo, cuánto de misterioso, incómodo y a veces “peligroso” se gesta en lo simbólico del arte.  Si lo simbólico está anclado en relatos en los que las ideologías, los sistemas políticos son aderezo de la imagen, pues la metonimia, la metáfora hacen de las suyas y nos permiten convertir la lectura artística en ironía,  en provocación y en todas las sutilezas que nos depare nuestra imaginación.

Solo así se me ocurre empezar  este comentario sobre la exposición personal Paisajes Transformers/ La Habana- Miami del artista Néstor Arenas. Una muestra cautivadora si de provocación hablamos y quiero aclarar que la provocación viene del desacato, de la capacidad para la mezcla, para asumir en lenguaje y en actitud pictórica, la mixtura de la posmodernidad convertida en irreverencia.  No podría ser de otra forma si estamos narrando de un tiempo y un espacio en el que aún la praxis política y social parecen no concomitar: La Habana y Miami, Cuba y Estados Unidos, las ideologías y sus absurdas capacidades para la no convivencia persisten y el lenguaje del arte, la seductora imagen entre el cómic, el fotomontaje, la ilustración;  logran el universo de lo posible.

nestor-arenas_spomeniks-pok-n-3-2016

Nestor Arenas_Spomeniks- Pok N 3, 2016

Así leo y asumo la obra de Arenas, como un Universo en el que todo, aún en franca disonancia, parece coexistir sin conflictos, aunque sí con asombro, sí con esa especie de mirada desde la cámara que muestra y no se implica.  Esa mirada en la que nos salva el espectador atento, distante pero siempre como un observador  al tanto de todo y por tanto nos permite entender las aristas, hasta las más divertidas,  de esa convivencia.

En Paisajes Transformers, La Habana-Miami  el artista convierte los lenguajes del Kitsch, la iconografía soviética, las estructuras arquitectónicas monumentalistas, el lenguaje de la publicidad en un punto de conciliación visual, allí donde todo puede ser posible y en ese “aparente” equilibrio se genera la tensión. ¿Pueden dialogar las iconografías? ¿Cómo leer  en las imágenes: la superposición como capas ideológicas, la subversión, la yuxtaposición dramatúrgica de la historia?

Vengo de vivir en esos mundos citados, vengo de estudiar ruso y un día, de pronto: inglés; de ver los muñequitos rusos, comer carne rusa, vivir la resonancia de la caída del muro,  el tristemente famoso Periodo especial; vengo de la caída del “telón de azúcar”, de una vida en donde “parecía” que el comunismo existía y terminó asumido  el caos, la mezcla más paradójica de tendencias; vengo de un día estar todos y otro, habitar el vacío;  vengo de ver pulular los negocios privados, florecer el dinero como valor de existencia y un capitalismo que murmura en las cotidianidades, los absolutismos en los espacios públicos y las ansias de una vida mejor sin capacidades cívicas. Vengo de la isla infinita que se reinventa y se pierde, que está en esas imágenes que conviven entre Yuri Gagarin y Mickey Mouse, vengo de no saber cómo explicarle a mi hijo esas coexistencias;  vengo de sobrevivir con las ideologías a cuestas y asustarme el caos, la indolencia creciente y la angustia de no perderme y ser yo misma  en medio de la implosión. Pero vengo también de convivir con el arte que cuestionó, de la generación que avizoró destinos desde sus obras, vengo de vivir a plenitud también el Arte como espada, como sacudida a cualquier precio. Por eso estas imágenes me salvaron entre cierta angustia y diversión. Me devolvieron la capacidad de la reflexión y la risa, pero me contagiaron la inquietud.

Paisajes Transformers La Habana- Miami recupera como imagen el tan complicado discurso de las políticas- y aclaro como política ese concepto de polis asociado a lo público y no el concepto reductor normalmente asumido-   lo tentador está en cómo el artista resuelve el equilibrio entre símbolos aparentemente opuestos y naturaliza ese universo simbólico,  cómo la intertextualidad es en sí misma el Ars poético del artista y hace de la ironía, el collage y otras categorías propias de la posmodernidad la solución o al menos la serenidad del futuro. Esa convivencia de la que hablara Manfred Pfister cuando hacía referencia a la Posmodernidad y mencionaba la concordia entre el Pato Donald y La Montaña Mágica de Herman Hesse. Ahí es donde esta Muestra seduce, al menos para mí que he convivido, hasta hace muy poco, con esas convergencias que aún no parecen encontrar en la isla los espacios reales pero que ya, contagian la vida.

nestor-arenas_-el-sueno-de-yuri-gagarin-2012

Nestor Arenas, El sueño de Yuri Gagarin, 2012

Por eso empecé hablando de los símbolos,  la capacidad de habitarlos sin excesos y lograr esa condensación plagada de metáforas para construir un relato futurista de la Historia y no perder la sonrisa, la travesura del niño en el camino.  La capacidad de la alegría viene también de su opuesto: la tristeza y la sobrevivencia;  reírnos, ironizar es un acto de resistencia cultural, al menos así entendí el choteo advertido por Jorge Mañach y así veo la sobrevivencia ante esa yuxtaposición simbólica que la Historia nos devuelve. El arte y la perspicacia de Arenas lo entendieron muy bien. Sus obras son también ese choteo identitario y a la vez nada costumbrista, he ahí mi capacidad para leerlo, para asumir sus sutilezas y entender que el Arte es siempre ese espacio en el que habita el instante mágico de la revelación. No siempre se logra, pero el estremecimiento proviene de esa existencia en la que todo está aparentemente explicado y solo, en esa sumatoria de íconos,  se produce el instante aludido. Revisemos de nuevo, por ejemplo su obra  Tropical Landscape IV y podremos constatar en las figuras dentro del paisaje, el asombro y en tanto,  la fuerza y contundencia del arte, su capacidad para ser antropológico, sociológico, político y lúdico  a la vez.  Ya dije, no siempre se logra. Pero Paisajes Transformers anida ahí,  en esa apuesta en la que el Arte y la Historia parecen dialogar sin concesiones panfletarias,  más bien desde la sobriedad de cada uno y sus discursos propios pero en un juego interminable de tensiones amigables, de seducciones mutuas.

1604420_10202160208660091_1149500539_n

Nestor Arenas, Classics landscape. 55 x 132 inch. 2012

havana-transformers-2-2013

Nestor Arenas, Havana Transformers 2, 2013

Insisto: no hay una obra en la Muestra que no provoque, que no anime a pensar(nos) a cuestionar(nos) las ideologías y el absurdo de los totalitarismos, al menos yo, que como dije, vengo de esa mixtura reciente que habita el cotidiano en aquella, esa, mi isla en la que la posmodernidad hizo de las suyas hace mucho y en la que parece navegamos como si toda esa teoría, tan llevada y traída,  hubiese encontrado su esencia en la levedad del archipiélago. Néstor Arenas ha descifrado, cual demiurgo, esas claves y ha hecho de su obra la punta del iceberg para ver en los destinos posibles. Y lo interesante… no es solo Miami y La Habana, son los paisajes y los rostros de las ciudades que hoy parecen travestirse en medio del caos de las doctrinas.

(Texto publicado originalmente en inglés: Disguised cities and the art to interpret destinies: On Nestor Arenas’ Paisajes Transformers La Habana-Miami. in: ArtDistricts Florida, December 2016- January 2017, No 45) ArtDistricts

Paisajes Transformers/La Habana- Miami fue curada por Dennys Matos. La Muestra se realizó en el Centro Cultural Español en Miami del 10 de noviembre de 2016 a enero 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s