Cuando sea grande… Para Lizette Vila

(Leido en la Presentación de los documentales en el CCE de Miami, agosto 23 de 2016)

Danae C Diéguez

Hay veces que una tiene mil palabras para nombrar las cosas y las emociones que las generan, pero hay veces, como ahora, que todas esas palabras y emociones están ahí y una no sabe cuál usar y menos por cuál empezar.

Lizette vila ha sido y es ejemplo para quienes amamos la justicia y la verdad, para quienes, más allá de saberes académicos, lecturas, estudios, creemos en el activismo social, para quienes sabemos hace falta ir más allá de enfoques y tendencias teóricas. Pero si le sumamos a ello que Lizette convierte su activismo en imágenes, nos devuelve rostros en sus documentales que hablan desde el dolor y la verdad, entonces la sumatoria es inmensa. Porque esas imágenes tocan fibras, atraviesan vidas y nos enfrentan la mirada y la angustia pero, sobre todo,  la fuerza y la resistencia, la resiliencia como alternativa a la que siempre apuesta para que llegue a muchas, muchas personas cada vida que habla en sus imágenes y su activismo, visceral como sus documentales, logren transformar vidas.

6b4e2c74-b660-4816-af6b-d00ff72a0e12Yo no sé cómo Lizette canaliza cada historia que nos cuenta, yo no sé cómo esta directora, con más de setenta documentales, logra no morir emocionalmente en el intento, o quizás con cada historia mostrada ha tenido que resucitar emocionalmente…no sé… tampoco sé cómo logra encontrar a sus sujetos y hacerlos hablar tan sinceramente, ese es uno de sus méritos. Pero quiero mencionar el que creo el aporte más importante de Lizette para el documental cubano y para ello voy a citar un texto que escribí yo misma hace un tiempo y pido disculpas por la autocita:  

“Hay que anotar que en 1994, la realizadora Lizette Vila, pionera en el abordaje de temas relacionados con las identidades de género, las diversidades sexuales, la violencia de género y la representación del VIH-SIDA, realiza con su proyecto Palomas- productora de audiovisuales para el activismo social- el documental Y hembra es el alma mía…, obra en la que un grupo de jóvenes cubanos/as se debaten en torno a la contradicción que hay entre su cuerpo y su identidad de género[1]

Más adelante en otro texto escribí: “Sin embargo creo que la obra documental más coherente con el pensamiento feminista está en la realizadora Lizette Vila. Pionera en temas prácticamente invisibles en el cine cubano, Vila hace de su obra una constante mirada a los presupuestos que el feminismo enarbola: le da voz protagónica a la primera mujer infectada de VIH en Cuba, a personas homosexuales, trasvestis, transexuales, a personas discapacitadas, obesas; hombres y mujeres con VIH, todas sujetos que habitualmente no contaban sus historias en las pantallas y que, aunque hoy pueden verse con más regularidad, Lizette las (nos) estremece en un primer plano que habla desde la intimidad. Lizette ha comentado su compromiso con el feminismo, por ello resulta tan importante su documental La deseada justicia, en la que por primera vez mujeres cubanas cuentan mirando a cámara su historia como víctimas de la violencia machista. Esta obra, como otras de la realizadora, se inscriben en esa línea de denuncia, de militancia social en las que se observan su compromiso y su activismo por los derechos de todos los seres humanos, esa búsqueda de la equidad que está en los presupuestos mejores de la cultura feminista.

Vila es un ejemplo de esa línea que explicábamos al inicio en la que el discurso político en la representación se une con un activismo social y cultural del que da cuenta, no solo ella, sino el Proyecto Palomas que lidera. Esta tendencia de la que creo es su exponente más activo, la convierte en una realizadora en la que muchas veces su obra transita por la frontera compleja entre la denuncia y la propuesta visual que la caracteriza: primeros planos, uso de la banda sonora para enfatizar las sensaciones que quiere mostrar, diálogos visuales con obras pictóricas y una dirección de arte bien articulada, que tribute a las muchas veces dura historia que nos cuentan los seres humanos que están hablándonos, interpelando a los espectadores”[2]

 Para esta directora el camino nunca ha sido fácil, ha puesto el dedo en la llaga y no siempre ese gesto y actitud es aplaudido o al menos reconocido. Lizette es una transgresora como buena feminista que es, es una mujer de la que un día no nos cansaremos de hablar y hablar y citar y citar. Yo solo quisiera que sus documentales lleguen a más gente, logren abrir más puertas y almas, que nos sirvan para entender cada día más que no hay justicia social si no conquistamos la equidad social a través de todas las equidades posibles, las de género, las raciales, las geográficas, todas… sus documentales deberían estar en todas las escuelas, las universidades, en todos los espacios de socialización para sentir que al menos así nos empezamos a acercar a la vida, que es, al fin y al cabo, toda esa gente en sus historias, que somos todas y todos.

7586842b-0028-473d-a963-1b17d8fd59deYo, personalmente la quiero y la respeto, mis investigaciones nunca hubiesen sido las mismas sino contara con cada una de sus propuestas, pero más allá hay cosas de ella que nunca olvido en el plano personal y que le agradezco desde el corazón.  Hoy, públicamente quiero darte las gracias por todas esas mujeres que cada vez que las veo me hacen más fuerte, por cada cubana y cubano que apoyaste, por cada obra que haces para hacer visible lo invisible, por tu compromiso por la igualdad de género, por tu apuesta a la equidad contra viento y marea, por mi tía Sara Casal que te adora, por mí porque no sé de donde sacas tanta energía y fuerza y, sin que te ofendas,  decirte: Lizette, cuando sea grande , sin discusión, quiero ser como tú.

Muchas gracias.

[1] Rostros diversos para el audiovisual cubano, AlterCine, IPS Cuba, 17 de mayo de 2013

[2] Documental y feminismos: discursos y fronteras: http://comunicacion.redsemlac-cuba.net/Genero-y-Comunicacion/PERSPECTIVAS/Documental-y-feminismos-discursos-y-fronteras.html, 24 de enero de 2014

 

Un pensamiento en “Cuando sea grande… Para Lizette Vila

  1. Pingback: Cuando sea grande… Para Lizette Vila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s