Archivos diarios: agosto 11, 2016

El gusto de escoger lo que quiero hacer.

Una conversación con la realizadora Lizett Vila 

El dia 23 de agosto a las 7 pm se estarán presentando en el CCE en Miami dos documentales de la realizadora Lizette Vila: Estoy viva, lo voy a contar y Mujeres de alma profunda…las hijas de las estrellas. 

Aprovecho que estaré presentándolos para volver a publicar esta entrevista que le hice ya hace algunos años y que hoy, aunque incompleta, da idea clara del camiino transitado por la directora de documentales muy importantes en el audiovisual cubano. Sobre todo cuando pensamos cuánto de activismo social y compromiso con temas como la violencia hacia las mujeres, el VIH, las diversidades sexuales, entre otros; hay en sus propuestas. 

Por Danae C Diéguez

 Lizett Vila es una de las más prolíficas y controvertidas realizadoras cubanas. Directora de obras como Y hembra es el alma mía, entre una lista de más de treinta documentales,  su obra parece nacer de un estremecimiento profundo ante el dolor y las tristezas humanas. Conversar con ella, allí en su espacio del Proyecto Palomas, fue corroborar  por qué es esta mujer la candidata cubana de las 1.000 mujeres por el Premio Nobel de la Paz. Ha sido profesora en universidades de Cuba, Colombia, Estados Unidos y Venezuela y representó a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la Comisión Especial de Derechos Jurídicos y Sociales de la Mujer de las Naciones Unidas, entre 1996 y 2002.

download (3)

Lizette Vila. directora cubana de documentales.

Lizett, usted comienza como musicalizadora, labor que aún ejerce, ¿cómo  se decide por la realización de  documentales?

 Fue alrededor de la década de los 80, como dices yo era musicalizadora, asesora musical cinematográfica y después asesora musical de audiovisuales,  entonces un director al que le realizaba sus bandas sonoras me dijo que cómo era posible que no me propusiera decir con mi propio discurso y mis propios sentimientos eso que yo quería decir estéticamente. Así comencé con el único documental que pude hacer en 16 mm que fue El orfebre basado en  la obra de Osvaldo Castilla; esto venía vinculado con  un momento para mí importante en la esfera de los diseñadores de sonido y las diseñadoras; aunque creo que en ese momento yo era la única que estaba trabajando todo el tema de la sonorización de los desfiles de modas,  fue una época de gran esplendor y tuve la oportunidad extraordinaria de trabajar con los grandes diseñadores y diseñadoras cubanos que estaban en su mejor momento con premios internacionales importantes. También con Paco Rabanne, o trabajar con Cristian Dior, que ya estaba muerto por supuesto,  pero era todo su engranaje,  y esto para mi desde Cuba fue una oportunidad muy importante. Vinculada,  además a una de las modelos de Coco Chanel, entonces Coco Chanel era una de mis ídolos y yo estaba en ese mundo y realicé ese documental. Pero esa no era tampoco mi ambición, mis aspiraciones en términos de un discurso individual, después seguí trabajando el tema de los tangos que es uno de mis temas

Sigue leyendo