Dossier. Magín: “Nunca dejes de sentirte estrella”

Como siempre Magin y el acto de justicia!!!! Nos toca hacer justicia y ellas se lo merecen. Gracias a Alas Tensas por este trabajo.

Alas Tensas

4 - Magineras Grupo de Magineras en acción: Carmen María Acosta, Irene Esther Ruiz, Daisy Rubiera, Mirta Rodríguez Calderón, Nerina, Xiomara Blanco, Mariana Pita, Sonnia Moro y Pilar Sa. Al centro, Reyita.

 

Dossier de testimonios del grupo Magín (1993-1996)

 

Carmen María Acosta:

“Pienso que lo he dicho todo, pero hay algo que no he dicho y que es algo que considero, además, que está en el espíritu de todas nosotras, que en un momento determinado, comenzamos a sentirnos estrellas allí. Cuando yo digo sentirnos estrellas, no quiere decir porque seamos las más relevantes, que seamos las que más nos destacamos, somos estrellas desde el punto de vista de que tenemos una luz propia, de que brillamos con la luz propia de nuestra autoestima y de que vamos a seguir brillando siempre, dentro de nosotras mismas, a nuestro alrededor, en esa interrelación que queda dentro de la amistad, y bueno, pienso eso…

Ver la entrada original 6.720 palabras más

Anuncios

Jardín, una experiencia crítica

Asamblea Feminista

jardinMi edición crítica de Jardín. Novela lírica, de Dulce María Loynaz —un trabajo del cual me siento bastante satisfecha— se presentará en el Sábado del Libro el 24 de junio a las 11:00 am, en los portales del Museo de la Ciudad, en La Habana Vieja. Comparto aquí una parte de mi libro Loynacianas, de próxima aparición por la Editorial Extramuros, a propósito de esa experiencia.

Por: Zaida Capote Cruz

 Jardín, una experiencia crítica

¿Cómo enfrentar un texto como Jardín? ¿Quién necesita una edición crítica? ¿Qué clase de edición crítica? La verdad, aún no sabía cómo ni quién ni qué cuando decidí ocuparme de la novela. Todo lo que tenía entonces eran dudas. Hacía mucho soñaba con hacer una edición crítica o cuando menos anotada; pero los manuscritos de la novela habían sido donados por Dulce María Loynaz a Aldo Martínez Malo para el Centro…

Ver la entrada original 3.778 palabras más

La crítica feminista y el cine cubano. Apuntes recuperados.

Por Danae C Diéguez

Llevaba rato sin publicar nada y el blog dormía. Y aunque existe, sobre todo,  para recuperar mis propios textos y no hay apuro en ello, es bueno mantener la asiduidad porque, al fin y al cabo, es mantener mi mirada, mis obsesiones siempre visibles.

Este texto que hoy comparto es un debate en el que participé sobre la “Nueva crítica de Cine en Cuba”, debate promocionado por Juan Antonio García y su Blog Cine Cubano: La pupila Insomne. Lo releía y hoy me elegra saber que aquello que anoté ha ido, poco a poco cambiando.  https://cinecubanolapupilainsomne.wordpress.com/category/sobre-la-critica/

Mi querido Juany:

He leído de una vez todos los comentarios que en el blog han salido a partir del tema de la “nueva critica”. No acostumbro a entrar en las polémicas, no porque no crea en ellas, basta con saber lo útiles que han sido en la gestación y desarrollo de la nacionalidad para adscribirme totalmente a su pertinencia. Mi distancia va por otras causas, algunas muy pedestres pero sobre todo porque creo que nuestra crítica, nueva, vieja, mediana, es androcéntrica, salvo excepciones como siempre sucede. No quiero que se piense que es porque no se habla desde las mujeres o las mujeres, eso sería simplificar y nada más alejado de ello. Sucede que la critica continua potenciando su ejercicio de valoración sobre supuestos universales totalmente binarios, categorías que las estructuras mentales, correlatos de aquellas que organizan el mundo, son patriarcales y por supuesto hegemónicas. Desde los feminismos ese es uno de los grandes cuestionamientos, precisamente a  las disposiciones que potencian un orden jerárquico en nombre- pregunto yo-  de qué intereses. Sigue leyendo

Ciudades travestidas y el arte para descifrar destinos.

Sobre Paisajes Transformers/La Habana-Miami, de Néstor Arenas.

Por Danae C Diéguez

El arte condensa,  convierte las narrativas retóricas en la perplejidad de un símbolo y ya sabemos cuánto de seductor puede llegar a serlo, cuánto de misterioso, incómodo y a veces “peligroso” se gesta en lo simbólico del arte.  Si lo simbólico está anclado en relatos en los que las ideologías, los sistemas políticos son aderezo de la imagen, pues la metonimia, la metáfora hacen de las suyas y nos permiten convertir la lectura artística en ironía,  en provocación y en todas las sutilezas que nos depare nuestra imaginación.

Solo así se me ocurre empezar  este comentario sobre la exposición personal Paisajes Transformers/ La Habana- Miami del artista Néstor Arenas. Una muestra cautivadora si de provocación hablamos y quiero aclarar que la provocación viene del desacato, de la capacidad para la mezcla, para asumir en lenguaje y en actitud pictórica, la mixtura de la posmodernidad convertida en irreverencia.  No podría ser de otra forma si estamos narrando de un tiempo y un espacio en el que aún la praxis política y social parecen no concomitar: La Habana y Miami, Cuba y Estados Unidos, las ideologías y sus absurdas capacidades para la no convivencia persisten y el lenguaje del arte, la seductora imagen entre el cómic, el fotomontaje, la ilustración;  logran el universo de lo posible.

nestor-arenas_spomeniks-pok-n-3-2016

Nestor Arenas_Spomeniks- Pok N 3, 2016

Así leo y asumo la obra de Arenas, como un Universo en el que todo, aún en franca disonancia, parece coexistir sin conflictos, aunque sí con asombro, sí con esa especie de mirada desde la cámara que muestra y no se implica.  Esa mirada en la que nos salva el espectador atento, distante pero siempre como un observador  al tanto de todo y por tanto nos permite entender las aristas, hasta las más divertidas,  de esa convivencia.

En Paisajes Transformers, La Habana-Miami  el artista convierte los lenguajes del Kitsch, la iconografía soviética, las estructuras arquitectónicas monumentalistas, el lenguaje de la publicidad en un punto de conciliación visual, allí donde todo puede ser posible y en ese “aparente” equilibrio se genera la tensión. ¿Pueden dialogar las iconografías? ¿Cómo leer  en las imágenes: la superposición como capas ideológicas, la subversión, la yuxtaposición dramatúrgica de la historia? Sigue leyendo

Gloria Rolando: “He seguido mi camino superando barreras y prejuicios”

Negra cubana tenía que ser

Por Danae Diéguez

Tengo que confesarlo: esta entrevista es de unos años atrás y andaba engavetada, esperando por mi libro de “Mujeres cineastas” y lidiando entre mis decisiones y mis angustias, y esa búsqueda de la casi perfección que a veces me agobia cuando comienzo una investigación.

Pero acá está, quizás inacabada, quizás llena, aún, de preguntas, pero creo es ya vital que aparezcan estas palabras, esta conversación que sostuve con Gloria Rolando, la documentalista cubana inquieta, llena de paz en la mirada y, a la vez, inundada de fuerza y seguridad para llegar a donde ha llegado, con los temas que ha abordado con tanta profundidad en su obra.

Deudora del cine de Sara Gómez, acá habla de ello. Deudora de su condición de mujer negra realizadora, acá lo explica. Deudora de lo mejor de la tradición investigativa del documental cubano, acá lo analiza.

Fue un encuentro…

Ver la entrada original 3.824 palabras más

Otras islas: las realizadoras jóvenes en Cuba

Por Danae C Dieguez

 Pareciera un lugar común (1), por repetido varias veces, que el acceso de las mujeres a la dirección de ficción y documentales ha sido un proceso in crescendo a partir de lo que llamamos “democratización de las nuevas ─ya no tan nuevas─ tecnologías” y la creación de las escuelas de cine y TV, a decir, la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) y la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA).

Esas dos causas mencionadas, entre otras que no creo tan vitales como las expuestas, han reportado un número creciente de realizadoras en los últimos trece años, si tenemos en cuenta las ediciones de las Muestras de Cine Joven que realiza el ICAIC, espacio que puede servir de medidor si pensamos en las recientes hornadas de realizadores y realizadoras que forman parte del corpus escogido para este comentario.

Insisto: distinguir a las mujeres realizadoras como objeto de análisis implica, desde una concepción feminista, una lectura crítica a los procesos que históricamente han mantenido en desventaja el acceso de ellas a roles que tradicionalmente han sido “preconcebidos” para los realizadores. Hago hincapié en esta lectura(2) porque sin las herramientas teóricas que ofrece el feminismo y en este caso, su anclaje en la teoría fílmica, no podríamos entender que esas inequidades han de ser halladas en la dimensión política y social que habla de cómo nos socializamos mujeres y hombres de formas diferentes, según los roles y papeles a interpretar en el espacio público y privado, a tenor de  un grupo de supuestos de género.

Sigue leyendo