La crítica feminista y el cine cubano. Apuntes recuperados.

Por Danae C Diéguez

Llevaba rato sin publicar nada y el blog dormía. Y aunque existe, sobre todo,  para recuperar mis propios textos y no hay apuro en ello, es bueno mantener la asiduidad porque, al fin y al cabo, es mantener mi mirada, mis obsesiones siempre visibles.

Este texto que hoy comparto es un debate en el que participé sobre la “Nueva crítica de Cine en Cuba”, debate promocionado por Juan Antonio García y su Blog Cine Cubano: La pupila Insomne. Lo releía y hoy me elegra saber que aquello que anoté ha ido, poco a poco cambiando.  https://cinecubanolapupilainsomne.wordpress.com/category/sobre-la-critica/

Mi querido Juany:

He leído de una vez todos los comentarios que en el blog han salido a partir del tema de la “nueva critica”. No acostumbro a entrar en las polémicas, no porque no crea en ellas, basta con saber lo útiles que han sido en la gestación y desarrollo de la nacionalidad para adscribirme totalmente a su pertinencia. Mi distancia va por otras causas, algunas muy pedestres pero sobre todo porque creo que nuestra crítica, nueva, vieja, mediana, es androcéntrica, salvo excepciones como siempre sucede. No quiero que se piense que es porque no se habla desde las mujeres o las mujeres, eso sería simplificar y nada más alejado de ello. Sucede que la critica continua potenciando su ejercicio de valoración sobre supuestos universales totalmente binarios, categorías que las estructuras mentales, correlatos de aquellas que organizan el mundo, son patriarcales y por supuesto hegemónicas. Desde los feminismos ese es uno de los grandes cuestionamientos, precisamente a  las disposiciones que potencian un orden jerárquico en nombre- pregunto yo-  de qué intereses. Sigue leyendo

Ciudades travestidas y el arte para descifrar destinos.

Sobre Paisajes Transformers/La Habana-Miami, de Néstor Arenas.

Por Danae C Diéguez

El arte condensa,  convierte las narrativas retóricas en la perplejidad de un símbolo y ya sabemos cuánto de seductor puede llegar a serlo, cuánto de misterioso, incómodo y a veces “peligroso” se gesta en lo simbólico del arte.  Si lo simbólico está anclado en relatos en los que las ideologías, los sistemas políticos son aderezo de la imagen, pues la metonimia, la metáfora hacen de las suyas y nos permiten convertir la lectura artística en ironía,  en provocación y en todas las sutilezas que nos depare nuestra imaginación.

Solo así se me ocurre empezar  este comentario sobre la exposición personal Paisajes Transformers/ La Habana- Miami del artista Néstor Arenas. Una muestra cautivadora si de provocación hablamos y quiero aclarar que la provocación viene del desacato, de la capacidad para la mezcla, para asumir en lenguaje y en actitud pictórica, la mixtura de la posmodernidad convertida en irreverencia.  No podría ser de otra forma si estamos narrando de un tiempo y un espacio en el que aún la praxis política y social parecen no concomitar: La Habana y Miami, Cuba y Estados Unidos, las ideologías y sus absurdas capacidades para la no convivencia persisten y el lenguaje del arte, la seductora imagen entre el cómic, el fotomontaje, la ilustración;  logran el universo de lo posible.

nestor-arenas_spomeniks-pok-n-3-2016

Nestor Arenas_Spomeniks- Pok N 3, 2016

Así leo y asumo la obra de Arenas, como un Universo en el que todo, aún en franca disonancia, parece coexistir sin conflictos, aunque sí con asombro, sí con esa especie de mirada desde la cámara que muestra y no se implica.  Esa mirada en la que nos salva el espectador atento, distante pero siempre como un observador  al tanto de todo y por tanto nos permite entender las aristas, hasta las más divertidas,  de esa convivencia.

En Paisajes Transformers, La Habana-Miami  el artista convierte los lenguajes del Kitsch, la iconografía soviética, las estructuras arquitectónicas monumentalistas, el lenguaje de la publicidad en un punto de conciliación visual, allí donde todo puede ser posible y en ese “aparente” equilibrio se genera la tensión. ¿Pueden dialogar las iconografías? ¿Cómo leer  en las imágenes: la superposición como capas ideológicas, la subversión, la yuxtaposición dramatúrgica de la historia? Sigue leyendo

Gloria Rolando: “He seguido mi camino superando barreras y prejuicios”

Negra cubana tenía que ser

Por Danae Diéguez

Tengo que confesarlo: esta entrevista es de unos años atrás y andaba engavetada, esperando por mi libro de “Mujeres cineastas” y lidiando entre mis decisiones y mis angustias, y esa búsqueda de la casi perfección que a veces me agobia cuando comienzo una investigación.

Pero acá está, quizás inacabada, quizás llena, aún, de preguntas, pero creo es ya vital que aparezcan estas palabras, esta conversación que sostuve con Gloria Rolando, la documentalista cubana inquieta, llena de paz en la mirada y, a la vez, inundada de fuerza y seguridad para llegar a donde ha llegado, con los temas que ha abordado con tanta profundidad en su obra.

Deudora del cine de Sara Gómez, acá habla de ello. Deudora de su condición de mujer negra realizadora, acá lo explica. Deudora de lo mejor de la tradición investigativa del documental cubano, acá lo analiza.

Fue un encuentro…

Ver la entrada original 3.824 palabras más

Otras islas: las realizadoras jóvenes en Cuba

Por Danae C Dieguez

 Pareciera un lugar común (1), por repetido varias veces, que el acceso de las mujeres a la dirección de ficción y documentales ha sido un proceso in crescendo a partir de lo que llamamos “democratización de las nuevas ─ya no tan nuevas─ tecnologías” y la creación de las escuelas de cine y TV, a decir, la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) y la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA).

Esas dos causas mencionadas, entre otras que no creo tan vitales como las expuestas, han reportado un número creciente de realizadoras en los últimos trece años, si tenemos en cuenta las ediciones de las Muestras de Cine Joven que realiza el ICAIC, espacio que puede servir de medidor si pensamos en las recientes hornadas de realizadores y realizadoras que forman parte del corpus escogido para este comentario.

Insisto: distinguir a las mujeres realizadoras como objeto de análisis implica, desde una concepción feminista, una lectura crítica a los procesos que históricamente han mantenido en desventaja el acceso de ellas a roles que tradicionalmente han sido “preconcebidos” para los realizadores. Hago hincapié en esta lectura(2) porque sin las herramientas teóricas que ofrece el feminismo y en este caso, su anclaje en la teoría fílmica, no podríamos entender que esas inequidades han de ser halladas en la dimensión política y social que habla de cómo nos socializamos mujeres y hombres de formas diferentes, según los roles y papeles a interpretar en el espacio público y privado, a tenor de  un grupo de supuestos de género.

Sigue leyendo

Cuando sea grande… Para Lizette Vila

(Leido en la Presentación de los documentales en el CCE de Miami, agosto 23 de 2016)

Danae C Diéguez

Hay veces que una tiene mil palabras para nombrar las cosas y las emociones que las generan, pero hay veces, como ahora, que todas esas palabras y emociones están ahí y una no sabe cuál usar y menos por cuál empezar.

Lizette vila ha sido y es ejemplo para quienes amamos la justicia y la verdad, para quienes, más allá de saberes académicos, lecturas, estudios, creemos en el activismo social, para quienes sabemos hace falta ir más allá de enfoques y tendencias teóricas. Pero si le sumamos a ello que Lizette convierte su activismo en imágenes, nos devuelve rostros en sus documentales que hablan desde el dolor y la verdad, entonces la sumatoria es inmensa. Porque esas imágenes tocan fibras, atraviesan vidas y nos enfrentan la mirada y la angustia pero, sobre todo,  la fuerza y la resistencia, la resiliencia como alternativa a la que siempre apuesta para que llegue a muchas, muchas personas cada vida que habla en sus imágenes y su activismo, visceral como sus documentales, logren transformar vidas.

6b4e2c74-b660-4816-af6b-d00ff72a0e12Yo no sé cómo Lizette canaliza cada historia que nos cuenta, yo no sé cómo esta directora, con más de setenta documentales, logra no morir emocionalmente en el intento, o quizás con cada historia mostrada ha tenido que resucitar emocionalmente…no sé… tampoco sé cómo logra encontrar a sus sujetos y hacerlos hablar tan sinceramente, ese es uno de sus méritos. Pero quiero mencionar el que creo el aporte más importante de Lizette para el documental cubano y para ello voy a citar un texto que escribí yo misma hace un tiempo y pido disculpas por la autocita:   Sigue leyendo

El gusto de escoger lo que quiero hacer.

Una conversación con la realizadora Lizett Vila 

El dia 23 de agosto a las 7 pm se estarán presentando en el CCE en Miami dos documentales de la realizadora Lizette Vila: Estoy viva, lo voy a contar y Mujeres de alma profunda…las hijas de las estrellas. 

Aprovecho que estaré presentándolos para volver a publicar esta entrevista que le hice ya hace algunos años y que hoy, aunque incompleta, da idea clara del camiino transitado por la directora de documentales muy importantes en el audiovisual cubano. Sobre todo cuando pensamos cuánto de activismo social y compromiso con temas como la violencia hacia las mujeres, el VIH, las diversidades sexuales, entre otros; hay en sus propuestas. 

Por Danae C Diéguez

 Lizett Vila es una de las más prolíficas y controvertidas realizadoras cubanas. Directora de obras como Y hembra es el alma mía, entre una lista de más de treinta documentales,  su obra parece nacer de un estremecimiento profundo ante el dolor y las tristezas humanas. Conversar con ella, allí en su espacio del Proyecto Palomas, fue corroborar  por qué es esta mujer la candidata cubana de las 1.000 mujeres por el Premio Nobel de la Paz. Ha sido profesora en universidades de Cuba, Colombia, Estados Unidos y Venezuela y representó a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la Comisión Especial de Derechos Jurídicos y Sociales de la Mujer de las Naciones Unidas, entre 1996 y 2002.

download (3)

Lizette Vila. directora cubana de documentales.

Lizett, usted comienza como musicalizadora, labor que aún ejerce, ¿cómo  se decide por la realización de  documentales?

 Fue alrededor de la década de los 80, como dices yo era musicalizadora, asesora musical cinematográfica y después asesora musical de audiovisuales,  entonces un director al que le realizaba sus bandas sonoras me dijo que cómo era posible que no me propusiera decir con mi propio discurso y mis propios sentimientos eso que yo quería decir estéticamente. Así comencé con el único documental que pude hacer en 16 mm que fue El orfebre basado en  la obra de Osvaldo Castilla; esto venía vinculado con  un momento para mí importante en la esfera de los diseñadores de sonido y las diseñadoras; aunque creo que en ese momento yo era la única que estaba trabajando todo el tema de la sonorización de los desfiles de modas,  fue una época de gran esplendor y tuve la oportunidad extraordinaria de trabajar con los grandes diseñadores y diseñadoras cubanos que estaban en su mejor momento con premios internacionales importantes. También con Paco Rabanne, o trabajar con Cristian Dior, que ya estaba muerto por supuesto,  pero era todo su engranaje,  y esto para mi desde Cuba fue una oportunidad muy importante. Vinculada,  además a una de las modelos de Coco Chanel, entonces Coco Chanel era una de mis ídolos y yo estaba en ese mundo y realicé ese documental. Pero esa no era tampoco mi ambición, mis aspiraciones en términos de un discurso individual, después seguí trabajando el tema de los tangos que es uno de mis temas

Sigue leyendo